2/9/16

Las cinco razones del ‘No’ a Mariano Rajoy del PSOE

spsoe
Los socialistas rechazan permitir a Mariano Rajoy formar un gobierno en minoría, a pesar de que ello pueda llevar a España a las terceras elecciones generales en un año. A continuación, cinco razones de la resistencia del PSOE.

- No ser cómplices de Rajoy -

"Le pasaría lo mismo que al Pasok en Grecia" donde los socialistas, tras gobernar en coalición con la derecha, cayeron en picado en las siguientes elecciones, según el director del instituto de sondeos GAD3, Narciso Michavila.
"El que aparezca como cómplice de Rajoy está muerto políticamente", afirma a la AFP un próximo del líder del PSOE, Pedro Sánchez. "En el fondo, lo que Rajoy pedía era un sí a la investidura, un sí a los presupuestos, un sí a todo" para gobernar, como si tuviera la mayoría absoluta que disfrutó entre 2011 y 2015.

- Ganar credibilidad -

El PSOE pierde votos desde 2011, cuando el electorado sancionó su política de austeridad frente a la crisis. "Mucha gente no nos vota no porque no le guste lo que decimos, sino porque no cree que lo vayamos a aplicar", explica el asesor de Sánchez.
Los sondeos internos muestran que "una de las cosas que nuestros votantes y simpatizantes han valorado es que cuando decimos 'no a Rajoy', ellos han creído que lo íbamos a llevar hasta el final". Renunciar a eso sería dejar el campo libre a Podemos, opina.
Sánchez tiene muy complicado decir: 'he dicho que no, pero ahora esto es irrelevante", coincide Michavila.

- No ser el único derrotado -

"En la psicología de Pedro Sánchez, es muy importante decir 'yo no soy el único candidato que ha perdido en una investidura", dicen en su entorno.
Tras las legislativas del 20 de diciembre de 2015, Sánchez intentó formar un gobierno, pero sólo consiguió el apoyo insuficiente de los centristas de Ciudadanos y se convirtió en el primer candidato en no obtener la confianza del Congreso. Su fracaso desembocó las segundas elecciones del 26 de junio.

- Volver al bipartidismo -

"Pedro Sánchez ha perdido el miedo a nuevas elecciones", según su asesor. El PSOE cuenta con el debilitamiento de los nuevos partidos que prometían una regeneración, Podemos y Ciudadanos.
"La gente lo que diría es 'eso de la nueva política está muy bien pero nos ha llevado a un callejón sin salida", explica.
Según cálculos del partido, en unas supuestas terceras elecciones en diciembre, el PP saldría fortalecido, pero el PSOE remontaría de 85 a "como mínimo 110 diputados" y los nuevos partidos "tenderían a desaparecer".
Pero, para el politólogo Fernando Vallespín, es una apuesta arriesgada, porque "Podemos está muy lejos de haber muerto".

- Afianzarse en el partido -

Si la apuesta de mejorar en unos terceros comicios fuera exitosa, Pedro Sánchez se afianzaría de cara al próximo congreso del PSOE y se convertiría en el líder incontestable de la oposición.
Tras ser el primer secretario general elegido directamente por los militantes, Sánchez tiene que hacer frente desde hace dos años a numerosos líderes territoriales que critican sus decisiones.
Pero, según su asesor, ahora es cuando está más tranquilo desde su mandato. "Nadie se atreve públicamente a pedirle que apoye a Rajoy".
Fuente: Yahoo Noticias