31/7/16

¿Gene Kelly o Fred Astaire?

Tras décadas de estudio, nunca nadie ha podido llegar a conclusiones convincentes: ¿quién de los dos era mejor bailarín?

fred-astaire-gene-kelly-enrique-antonio-schlegel
No sólo Baz Luhrmann en El gran Gatsby o Moulin Rouge. En El País de TCM también jugamos al anacronismo musical. ¿La razón? Tratar de dar una respuesta a uno de los grandes debates que durante décadas ha dividido a los aficionados con el mismo encono y pasión que se enfrentan los partidarios de Ronaldo y Messi; de los Beatles y los Rolling Stones. ¿Quién fue el mejor bailarín: Gene Kelly o Fred Astaire? Ha habido al respecto estudios comparativos, se han cotejado sus números y escenas… Pero nunca nadie ha podido llegar a conclusiones convincentes. Por eso aquí jugamos hoy a mirarlos desde otra perspectiva, a sacarlos de contexto y hacerles bailar canciones que nunca bailaron.
 
Astaire y Kelly; Kelly y Astaire. Cuando sus nombre se citan en la misma frase parece obligado tomar partido, pero lo cierto es que, por mucho que se les exigiera al respecto, ellos nunca se sintieron rivales. Se admiraban mutuamente, probablemente porque cada uno tenía lo que al otro le faltaba: Fred Astaire representaba la naturalidad y la elegancia; el estilo de Gene Kelly era, en cambio, mucho más físico y acrobático. La mejor explicación de sus diferencias la dio el propio Gene Kelly, que dijo en una ocasión: “Yo era el Marlon Brando de los bailarines y él era el Cary Grant”.
 
La admiración mutua fue creciendo a lo largo de los años y se convirtió en una amistad lo suficientemente sólida como para resistir los ataques de la prensa. En 1946 Fred Astaire anunció que se retiraba del cine y algunos periódicos se apresuraron a decir que lo hacía porque no se sentía capaz de competir con Kelly. Sin embargo, al cabo de un par de años volvió, y precisamente porque Gene Kelly se lo pidió. Kelly iba a protagonizar en 1948 Desfile de Pacua, pero se rompió un tobillo antes de empezar. Llamó entonces a Fred Astaire, le convenció de que aceptara el papel y la película fue un gran éxito. “Si hubiéramos sido rivales, nunca la habría animado para que volviera”, declaró Gene Kelly.
 
Fred Astaire y Gene Kelly bailaron juntos dos veces a lo largo de su carrera. Cuando se encontraron por primera vez en el rodaje de Ziegfeld Follies, en 1945, Astaire era ya una grandísima estrella y Kelly empezaba a despuntar. Cuentan sus biógrafos que empezaron a bailar con mucha cautela, mirándose de reojo, sin atreverse a hacer sugerencias ni críticas mutuas. Según el director Vincente Minnelli, “verlos era realmente fascinante”.
 
Su segunda colaboración llegó 30 años después. Fred Astaire había aceptado participar en Erase una vez en Hollywood II (That's Entertainment, Part II ) con la condición de ser únicamente narrador y no tener que calzarse los zapatos de claqué. Pero, una vez en el plató, no pudo resistirse. Los números que bailan juntos los coreografió Gene Kelly teniendo en cuenta los 77 años que tenía ya Fred Astaire.
Fue algo así como el último baile, el final de una época. Pero, a lo que íbamos, ¿quién fue el mejor? La pregunta quizás no tenga sentido. O quizás sí. Porque tratar de responderla siempre será una buena excusa para que seguir disfrutando de los dos grandes genios de la edad de oro del musical.